LA ESPELTA

POR Núria Ripoll Blanch, técnica dietista

La espelta es una variedad antigua de trigo. El grupo de las espeltas, forma parte de un conjunto de variedades botánicas del trigo consideradas cereales menores. Este término sirve para diferenciar aquellos cereales en los que su consumo y cultivo está menos difundido, además de ser valorados por su adaptación a regiones concretas, por sus características agronómicas, organolépticas y dietéticas.
Las tres especies originales de trigo (“trigo antiguo”) son:
- Espelta pequeña (Triticum monococcum).
- Espelta gemela o pisana (T.dicoccum/Triticum turgidum): se llama así porqué forma dos granos en cada espiga. Fue el trigo más cultivado por los romanos durante muchos siglos y en la Edad Media era el principal cultivo de Europa, en donde se cultivó hasta los años 1950. En el presente solo se cultiva en Etiopia, en algunos lugares del Próximo Oriente, en donde se hace bulgur, y en Suiza, Pirineos y Marruecos aunque en estos últimos muy poco.
- Espelta (T. aestivum subsp.spelta). Este grano se originó en Irán unos 6000 años A.C. y se extendió por Europa hace 5000 años. Como su rendimiento es inferior a los trigos modernos, en el pasado perdió interés como cultivo pero des de hace unos 15 años ha sido redescubierto por el mercado de alimentación natural y se ha vuelto muy popular en Europa, en los Estados Unidos y en Australia. Además, es muy indicado en la producción ecológica por su buen rendimiento en suelos con poco nitrógeno.
Principalmente, el interés por el cultivo de estas variedades se centra en las cualidades gustativas, nutritivas y medicinales del grano de la espelta. Cada vez hay más personas interesadas en buscar un tipo de alimentación alternativa más rica y orgánicamente certificada. gra espelta

 

PROPIEDADES NUTRICIONALES DE LA ESPELTA

En primer lugar y como característica importante, cabe mencionar que la espelta es un cereal con grandes propiedades digestivas, con menos cantidad de gluten y con un mayor número de nutrientes que el trigo común, entre ellos, la fibra, lo que hace que sea un alimento excelente para evitar problemas de estreñimiento. Aunque la espelta contiene menos cantidad de gluten que el trigo, su consumo no es apto para personas celíacas.
La espelta es un grano especialmente rico en vitaminas. Destacan la B1 (tiamina), la B2 (riboflavina) y la B3 (niacina). Además destacan minerales como el calcio, el cobre, el hierro, el manganeso, el potasio y el zinc. También contiene ácidos grasos insaturados y aminoácidos esenciales de los cuales destaca el triptófano, un aminoácido importante para el bienestar mental, el ciclo del sueño, y la sensación de placer.

 

INTRODUCCIÓN DE LA ESPELTA EN LA DIETA
Los efectos beneficiosos para el organismo que se derivan del consumo regular de espelta, sea en grano, en harinas, en pasta o en cereales para el desayuno, son indiscutibles.
Los cereales tienen que constituir la base fundamental de nuestra alimentación ya que son una fuente de energía muy importante. La variedad de cereales disponibles es muy amplia, existen múltiples posibilidades para introducirlos en la alimentación diaria. La obtención de materias primas integrales y ecológicas garantiza la totalidad de los nutrientes antes mencionados. La combinación adecuada de cereales como la avena, la cebada, el alforfón, la espelta, el trigo, el arroz y pseudocereales como la quínoa, el mijo y el amaranto son la elección perfecta para empezar a construir una base alimentaria sana, completa y equilibrada.

 

esmorzarLA ESPELTA, EL MEJOR ALIADO PARA EL DESAYUNO
Para empezar a introducir la espelta en nuestra alimentación, se aconseja que sea en forma de cereal para el desayuno, en copos o inflada. Así, puede ser consumida por todos, desde los mayores hasta los más pequeños. Son cereales sabrosos, crujientes, ricos en fibra, vitaminas y minerales.
La espelta integral ecológica en forma de copos o grano inflado aporta múltiples beneficios en el desayuno:
- Disponibilidad práctica y cómoda. Es lo más aconsejable para introducir un nuevo alimento. Más adelante ya lo introduciremos en forma de cocción.
- Mejora la calidad global de la alimentación. Si la usamos en sustitución de cereales refinados obtendremos un mayor número de nutrientes y una mayor calidad.
- Aporta hidratos de carbono complejos, reemplazando otras opciones con mayor contenido graso.
- Mejora el rendimiento físico e intelectual, así como la capacidad de concentración.
- Ayuda a una correcta distribución de las calorías a lo largo del día y a mantener un peso adecuado. Con un aporte importante de nutrientes a primera hora del día, se evita la sensación de ansiedad que nos lleva a comer en exceso a la hora de la comida.
- Ayuda a prevenir la obesidad: las personas que desayunan correctamente suelen tener menos problemas con el peso. Saltarse el desayuno es arriesgado puesto que podemos caer en la tentación de picotear entre horas alimentos poco aconsejables.
Otra opción para introducir la espelta en nuestra alimentación es en forma de harinas. Podemos optar por comprar pan de espelta integral con o sin semillas. Para la preparación de bocadillos a media mañana, para la merienda de los niños o para la preparación de tostadas en el desayuno. También para preparar nosotros en casa bizcochos, madalenas y demás elaboraciones.
La sustitución del pan de trigo común por el pan de espelta natural tiene muchos beneficios, empezando por la mejora de la digestión. Por último, es importante mencionar la utilización culinaria del grano de espelta y animar a la población a probar este alimento tan apreciado y nutritivo para completar y mejorar la alimentación de toda la familia. Para cocer la espelta es necesario lavarla y dejarla en remojo la noche anterior. Luego, cocer en agua o en caldo vegetal. Se aconseja una medida de espelta en grano por cuatro medidas de agua o caldo. El tiempo de cocción dependerá de la dureza del agua pero aproximadamente suele ser de dos horas o incluso más.
Para elaborar los primeros platos de grano de espelta, podemos mezclarla con legumbres o con pasta tricolor y elaborar así alguna ensalada ligera y visualmente atractiva. Con el tiempo, cuando tengamos el paladar acostumbrado ya la podremos utilizar a modo de guiso o puchero, éstas, son formas de cocción con sabores más intensos que sin duda también dependerán del resto de los ingredientes que utilicemos.
Disfrutemos pues de la posibilidad de ampliar nuevos horizontes culinarios.

Cambiar idioma

Contactar

+34 972 42 86 85 | Aviso legal | Email : Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.         Facebook biospirit

 

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso.

Acepto